En muchas ocasiones nos encontramos con que los resultados de nuestro equipo de trabajo no son los esperados, no se cumplieron las metas y objetivos establecidos ó probablemente no se llego al resultado que nosotros teníamos en mente.

Uno de los aspectos clave en este tema es la comunicación, pues dependiendo de qué tan involucrados estemos en las tareas de nuestros miembros de equipo el empuje, dirección y comentarios que podamos darles en el desarrollo de las mismas y lograr así obtener buenos resultados. La pregunta es ¿De qué forma decir las cosas cuando deben mejorar o cambiar algo y no obtener represalias negativas, es más lograr mejoras en el desempeño del colaborador? A continuación algunos puntos importantes a tomar en cuenta.

Guía para la retroalimentación:

Por una mejora dos aspectos positivos. Siempre que digas a alguien un área de mejora lo debes acompañar de dos aspectos positivos que puedas resaltar del trabajo que ha realizado. A todos nos gusta escuchar cosas buenas.

Es muy importante que no digas una lista de mejoras, te debes concentrar solo en una y posteriormente ir atacando el resto. De esta forma se logrará obtener resultados positivos y a la vez el trabajador no se sentirá atacado, esto permitirá mayores esfuerzos de su parte.

Aspectos a tomar en cuenta:

1. Siempre usar el nombre de la persona, esto permitirá un trato personalizado y el colaborador lo apreciará.

2. Míralo a los ojos, es la mejor muestra de sinceridad y aprecio.

3. Ofrecer una mejora, debes ser muy específico al hacerlo y poder definir cuando o en qué situación lo identificaste. Es importante concentrarse en la situación y no en la persona.

4. Deja espacio para la mejora, pregunta ¿cómo mejoraría la situación? Cuando las soluciones vienen de las personas y no las damos hay mayor compromiso en cumplirlas.

5. Los aspectos positivos que resaltes también deben estar previamente identificados, pues para que sean significativos deben demostrar que te das cuenta de las cosas buenas y demuestras tu interés.

6. Da seguimiento, identifica qué esfuerzos y logros ha tenido desde la retroalimentación y hazle saber tu interés.

Cuando damos retroalimentación debemos darle importancia a la persona, esto significa dejar por un lado lo que estamos haciendo, enfocarnos en la reunión y no atender correos, llamadas ó interrupciones.

¿Cómo vencer la resistencia?

Debemos estar conscientes que no todos reciben la retroalimentación fácilmente, para muchos es difícil aceptar que hay mejoras que deben realizar.

Antes de iniciar es requisito ganarse la confianza de los demás y este no es trabajo de unos minutos, es el resultado de nuestro interés diario y sincero por nuestro equipo de trabajo. Estos nos ayuda a conocer mejor a las personas y saber de qué forma dar una mejora que sea bien recibida.

Si tenemos el caso de personas muy cerradas no debemos ir "directo al grano" tenemos que ir hablando de situaciones que ejemplifiquen el área de mejora; esto nos permitirá ir paso a paso discutiendo cómo se pudo mejorar el resultado o actitud lentamente logrando que la persona se abra y tome una actitud positiva.

Debes recordar que el objetivo principal de la retroalimentación es lograr una mejora en las personas, no se debe confundir un momento de retroalimentación con una llamada de atención, ambas deben darse en distintas situaciones. Si es necesario llamar la atención, debes dar tiempo al colaborador para que recapacite y posteriormente, en un día distinto, puedes ofrecer ayuda ó guía de cómo puede mejorar.

El tema de retroalimentación debe verse siempre de un punto de vista positivo y nuestra actitud al momento de darla es la clave para que la persona la reciba de la mejor forma y logre obtener el máximo provecho de la misma.

imagen-cultura-de-reconocimiento
Un reconocimiento es una acción de agradecimiento y satisfacción. Su objetivo principal es incrementar ciertas conductas o actitudes a través de las cuales las personas han logrado metas ó mejoras en su labor cotidiana.

Como bien dijo Skinner: La conducta que tiene consecuencias positivas suele ser repetida, mientras que la conducta que tiene consecuencias negativas tiende a no ser repetida (extinguirse). El reconocer a los miembros de equipo es esencial para fomentar mayor compromiso con las metas del equipo, pues las personas se sienten satisfechas por su trabajo y repetirán los buenos hábitos, buscando siempre una mejora y aprendizaje continuo dentro de su área de trabajo.

Debes procurar reconocer logros, actitudes y avances, nunca comportamientos que vayan en contra de la estrategia de la organización, preocupaciones o antigüedad.

Mitos del reconocimiento:

El reconocimiento no es igual a recompensa económica. El dinero es un motivador secundario, ya que con este el colaborador obtendrá algo adicional de acuerdo a sus necesidades inmediatas, de forma que no siempre relacionará lo adquirido con la felicitación por su esfuerzo.

En muchas ocasiones se pueden dar regalos, premios o dinero con el fin de reconocer, pero si no se logra ejercer la acción de reconocimiento estos no tendrán un impacto positivo y duradero en el colaborador.

Cómo Reconocer:

Hay 5 características clave que debemos tomar en cuenta al momento de reconocer:

1. Inmediata:
Una felicitación debe darse de inmediato, pues es el momento en el que la persona tiene presente todos los esfuerzos que invirtió para lograr lo esperado.

2. Específica:
Es importante describir el comportamiento que hicieron bien, pues lo que se busca es que repitan las buenas conductas.

3. Sincera:
Comparte tus sentimientos y lo que te agradó sobre la acción, de ser posible tómala como ejemplo de acción a tomar en distintas tareas.

4. Motivadora:
Alienta a la persona para que continúe haciendo las cosas bien, alienta al equipo a seguir este tipo de iniciativas.

5. Personalizada:
Es importante llamar al colaborador por su nombre, hablar un poco sobre su trabajo y luego la acción a felicitar.

Al dar un reconocimiento debes representar los valores y cultura de la empresa, el líder debe ser el principal modelo de la conducta reconocida. El lenguaje corporal juega un papel muy importante ya que debe ser congruente con nuestras palabras, de lo contrario no lograremos lograr reforzar la acción reconocida.

Algunas ideas que puedes utilizar:

Cuando se habla de reconocimiento debemos pensar en cada uno de nuestros compañeros de equipo de forma individual, pues es necesario conocer sus gustos, intereses y aspiraciones para lograr encontrar el reconocimiento apropiado.

Si es un colaborador que se interesa mucho por su desarrollo profesional dentro de la organización, puedes reconocer a una persona invitándolo a participar en alguna reunión o proyecto relacionado al mérito obtenido.

Si dentro de tu equipo tienes colaboradores que por el esfuerzo realizado se alejaron por bastante tiempo de su familia, podrías pensar en darle un día de vacaciones adicional.

El tamaño del reconocimiento siempre debe ir relacionado al esfuerzo realizado para obtener el logro, para acciones menores puedes pensar en almuerzos con el equipo de trabajo, realizar alguna actividad fuera de la oficina o simplemente entregarle una tarjeta o correo de felicitación.

Una cultura de reconocimiento se logra cuento éste se realiza de forma sistemática y continua, con el fin de que no sea solo en ciertas oportunidades en las que se aplica y el resto de ocasiones se pasa por alto.

Recuerda que una felicitación siempre debe ser sincera, específica y espontánea.

Para más información acerca de este tema, favor ver ESTE CURSO.

   
   

Cursos del Mes Grupo Centra
   

Articulo Quincenal Grupo Centra
   

Contáctenos

(502) 2369-0585 (502) 2369-0813